Mantenimiento de un sistema de aerotermia

Mantenimiento de un sistema de aerotermia

Desde Magallón Instalaciones queremos contarte que para garantizar el ahorro en la factura de la luz y evitar averías frecuentes y costes de reparación, es importante realizar comprobaciones rutinarias de mantenimiento de tu sistema de aerotermia.

A continuación te mostramos algunos puntos de tu sistema de aerotermia que debes vigilar, así cómo algún consejo para mejorar su eficiencia y mantenimiento.

Consejos mantenimiento sistema de aerotermia

Filtros

Los filtros de tu sistema de aerotermia son la parte más importante a mantener. Debes sustituir o limpiar los filtros de forma rutinaria porque pueden bloquear el flujo de aire en el sistema, reduciendo su eficiencia o haciendo que el sistema se congele y deje de funcionar. Además, querrás evitar una situación en la que la suciedad de los conductos llegue directamente a la bobina del evaporador y perjudique su capacidad de absorción de calor.

Hay muchos tipos diferentes de filtros, cada uno con su propio índice de eficiencia. Para obtener un rendimiento óptimo, debes limpiarlos o sustituirlos con regularidad según el programa recomendado por el fabricante del filtro. Si haces funcionar constantemente tu unidad de aire acondicionado, si tu casa está cerca de caminos de tierra o si tienes mascotas peludas, sustituye los filtros con más frecuencia.

Serpentines

Las dos bobinas acumulan suciedad todo el tiempo. Si una bobina está sucia, reducirá el flujo de aire y aislará la bobina, lo que reduce su capacidad de absorber o rechazar el calor.

Las bobinas frías del evaporador y las bobinas calientes del condensador deben limpiarse anualmente. Pero, las bobinas pueden limpiarse menos si sus filtros se limpian regularmente, ya que un filtro limpio evita que la bobina del evaporador se ensucie rápidamente.

Limpia alrededor de los serpentines donde se pueden acumular los residuos y el follaje para permitir un flujo de aire adecuado.

Aletas de la bobina

Estas finas piezas de aluminio se encuentran en las bobinas del evaporador y del condensador del sistema de aerotermia. Son fáciles de doblar y pueden bloquear el flujo de aire si no se enderezan. Compra un «peine de aletas» para peinar las aletas de vuelta a su posición original.

Drenaje de condensados

Debes limpiar la línea de drenaje de condensado, que está conectada a la bobina interior del evaporador, para asegurarte de que el agua pueda drenarse correctamente. Esto puede hacerse pasando un alambre rígido a través de la tubería de drenaje o soplando a través de la tubería.

Mantén fresca tu unidad de aire acondicionado

Prolonga la vida de tu sistema de aerotermia manteniendo las persianas o las cortinas bajadas durante el día; también puedes instalar toldos para proteger las ventanas orientadas al sur del sol intenso.

Repara las fugas del sistema

Los conductos pueden perder hasta un 30 por ciento del flujo de aire a través de fugas. Encuentra las fugas y repáralas.

En el caso de los conductos, utiliza cinta adhesiva para sellar los huecos pequeños y masilla para los más grandes.

Utiliza un temporizador

No es necesario poner el sistema a tope mientras estás trabajando. En el caso de las unidades centrales, instala un termostato programable que te permita establecer temperaturas más altas cuando te vayas y más frías cuando estés en casa.

Aísla tu casa

Aislar tu casa correctamente hará que puedas mantener el frío y prolongar la vida de tu sistema de aerotermia al requerir menos “esfuerzo”.

Los sistemas de aerotermia colocados en lugares muy calurosos pueden requerir un mantenimiento más temprano debido a su consumo y a las exigencias del entorno, por eso recomendamos sellar adecuadamente ventanas y lugares que pueden hacer que el frío o el calor se escapen de casa.

Más que un simple mantenimiento

Incluso después de haber realizado estos sencillos pasos para el mantenimiento de tu sistema de aerotermia, puede haber más problemas que no hayas tenido en cuenta. Un buen técnico de climatización puede hacer cualquiera de las siguientes tareas de mantenimiento:

  • Comprobar la cantidad correcta de refrigerante
  • Comprobar si hay fugas
  • Medir el flujo de aire a través del serpentín del evaporador
  • Comprobar la precisión del termostato
  • Engrasar los motores y comprobar la estanqueidad y el desgaste de las correas
  • Limpieza e inspección de las bobinas
  • Limpieza o sustitución de los filtros
  • Ajuste y sustitución de las correas del ventilador
  • Lubricación de motores y rodamientos
  • Limpieza y revisión de sopladores y ventiladores
  • Inspección de los controles y los dispositivos de seguridad
  • Comprobación del refrigerante y las presiones
  • Verificación de las temperaturas de funcionamiento.

Es aconsejable que programes este mantenimiento antes de que empiece la temporada primaveral, es decir, ahora es el momento si no quieres llegar tarde. Este mantenimiento a manos de profesionales debe llevarse a cabo por lo menos una vez al mes, salvo que su sistema de aerotermia lo “pida” antes.

Si tienes en cuenta los consejos y los puntos de tu sistema de aerotermia que debes vigilar, conseguirás no solo un ahorro al evitar averías, sino que la eficiencia será mayor obteniendo una mejor temperatura en casa por menos coste.

En Magallón instalaciones, somos expertos en la instalación y mantenimiento de sistemas de aerotermia. Llámanos e infórmate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba