Ruido tuberías

¿Por qué hacen ruido las tuberías?

Las tuberías que funcionan bien normalmente no deberían hacer ruido: los sistemas de fontanería domésticos deberían ser casi silenciosos. Para llegar a la raíz de por qué sus tuberías hacen ruido, debes conocer las causas más comunes. Desde Magallón Instalaciones te contamos todo lo que debes saber.

1. Las tuberías están sueltas

Si las tuberías de su casa están sueltas, pueden producirse ruidos, vibraciones o traqueteos. Las tuberías permiten que el agua fluya por la casa, y este movimiento a veces puede hacer que la tubería se mueva y golpee contra objetos y paredes.

El primer paso para solucionar una tubería suelta es identificar el origen del problema. Si puedes acceder a la tubería, pide a otra persona que abra un grifo o tire de la cadena para comprobarlo. Al hacerlo, tendrá que ser muy perspicaz y observador para poder localizar la ubicación exacta. Una vez que lo encuentres, puedes intentar restablecer el accesorio adecuado apretando los tornillos o sustituyendo los accesorios que puedan estar desgastados.

También puede intentar añadir un trozo de espuma o de goma aislante a la tubería y fijarla en su sitio con cinta metálica de fontanero. Evite utilizar cinta de fontanero galvanizada o correas galvanizadas en las tuberías de cobre, ya que los metales pueden reaccionar entre sí y provocar un mayor desgaste. Si no puede acceder a la tubería, envuelva con espuma de relleno o aislamiento las secciones accesibles más cercanas de la tubería. Si esto tampoco funciona, considera buscar ayuda profesional.

2. Tienes tuberías de cobre

Es habitual encontrar tuberías de cobre: es un material duradero y maleable que se ha utilizado en lugar del acero y el plomo en los hogares modernos. Las tuberías de este metal son conocidas por calentarse y expandirse cuando el agua caliente corre por ellas. En espacios reducidos, las tuberías de cobre de agua caliente pueden expandirse y rozar los elementos estructurales de su casa (montantes, soportes, vigas, etc.) al contraerse.

Una posible solución a las tuberías de cobre ruidosas es bajar ligeramente la temperatura del calentador de agua; a veces un pequeño ajuste de la temperatura puede eliminar el problema y evitar que tenga que pedir a un fontanero que haga un trabajo invasivo en las tuberías. Si las tuberías son fácilmente accesibles, se pueden aislar con gomaespuma para evitar la fricción. Si las paredes de suministro tienen paredes secas, puede hacer que un profesional instale el aislamiento.

3. Mala construcción de las tuberías de CPVC

Algunas viviendas utilizan líneas de agua de cloruro de polivinilo clorado (CPVC) para suministrar el agua caliente. Si una tubería de CPVC pasa por una zona o un orificio demasiado estrecho, se oirá un chasquido o un golpeteo cada vez que el agua caliente corra por la tubería. Al igual que el cobre, las tuberías de CPVC se expanden naturalmente cuando el agua caliente corre por ellas. Para acomodar esto, un plomero debe asegurarse de que la tubería de CPVC se construya con mucho espacio libre alrededor para evitar la fricción.

4. La aparición de golpes de ariete

A veces, las tuberías metálicas de su sistema de fontanería pueden dar un fuerte golpe cuando usted cierra un grifo de repente, o cuando un aparato como un lavavajillas o una lavadora cierra su entrada de agua de forma brusca. Este fenómeno se conoce comúnmente como golpe de ariete. El término técnico para este suceso es choque hidráulico, y se produce cuando una válvula de agua se cierra y el agua se detiene o se ve obligada a cambiar de dirección repentinamente. El sonido fuerte y sordo que se oye es el resultado de la onda de choque causada por el agua que golpea contra la válvula de cierre o las paredes de la tubería.

Además de ser sorprendente y molesto, el golpe de ariete a veces puede ser lo suficientemente violento como para romper las tuberías o sacudirlas de sus juntas.

En Magallón Instalaciones somos expertos en todo tipo de calefacciones

5. Alta presión del agua

El agua que fluye a alta presión puede crear ruidos de golpes. Esto se debe a que cuando el agua fluye a través de una tubería con demasiada rapidez, empieza a rebotar en los lados y en sí misma, lo que hace que la tubería se sacuda. Las tuberías que se sacuden pueden a su vez chocar con otras tuberías y con las paredes, produciendo ese molesto ruido de golpeteo que puede escuchar.

Además, el agua alta no sólo pone en peligro sus tuberías, sino que también puede provocar averías en los electrodomésticos. Si el agua entra en las lavadoras, lavavajillas y otros aparatos que dependen del agua a una presión demasiado alta, puede dañar sus componentes internos.

6. Puede haber acumulación de sedimentos

Los ruidos aleatorios que se producen cuando no hay agua corriente pueden indicar la acumulación de sedimentos en su calentador de agua. El ruido se debe a las burbujas de vapor que escapan del sedimento que se ha acumulado durante años en el fondo del depósito del calentador de agua. Puede solucionar este problema haciendo que un fontanero limpie su calentador de agua para eliminar los sedimentos.

7. Una válvula de cierre defectuosa

Un ruido de silbido procedente de las tuberías podría ser un indicador de una válvula defectuosa en su sistema de fontanería. Para localizar el origen del sonido, abra los grifos de agua, uno por uno, para investigar. Una vez que encuentre el origen, retire la arandela, la válvula y los asientos de la válvula. Aclare la suciedad que pueda haberse acumulado en los componentes y sustituya las piezas corroídas. Si esto no resuelve el problema, es posible que tenga que cambiar la válvula.

En Magallón instalaciones, somos expertos en la instalación y mantenimiento de sistemas de calefacción. Llámanos e infórmate sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba