ventajas del suelo radiante

suelo radiante y sus ventajas

Los sistemas de calefacción son un elemento esencial para las casas y condominios: durante los días fríos o ventosos, ayudan a que las casas estén más calientes y también más confortables.

Desde Magallón Instalaciones queremos contarte la evolución de las técnicas de calefacción de las viviendas: si en la antigüedad eran más populares las estufas de pellets o las chimeneas, hoy se utilizan más sistemas como el aire acondicionado, los radiadores o el suelo radiante. La calefacción por suelo radiante es un método muy particular y eficaz para hacer que una casa sea menos fría. Este artículo tratará de este tipo de sistema, destacando su funcionamiento, sus ventajas y su coste.

Características del sistema de calefacción por suelo radiante

La calefacción por suelo radiante, también conocida como calefacción por paneles radiantes, es una técnica nacida y utilizada entre los años 50 y 70 que, sin embargo, no había demostrado inicialmente un funcionamiento continuo y eficiente.

Hoy en día, con las mejoras tecnológicas y los dispositivos que pueden ayudar a proteger el medio ambiente, la calefacción por suelo radiante es uno de los sistemas más utilizados en las viviendas de nueva construcción porque tiene la capacidad de emitir calor uniforme desde abajo. Además, para que funcione bien, no necesita agua muy caliente: con una temperatura de 30°/40°del líquido, se puede calentar bien una casa entera.

funcionamiento del sistema

Un sistema de calefacción por suelo radiante se compone de tubos, colocados bajo el suelo y construidos con materiales resistentes, para evitar la oxidación y minimizar la frecuencia de sustitución.

Un panel aislante, por su parte, tiene la finalidad de facilitar la puesta a tierra y la fijación de las tuberías y de reducir el ruido de estas. Luego hay una caldera que bombea agua caliente a las tuberías para calentar la habitación. Por último está la solera, que es una capa de hormigón que tiene la finalidad de aumentar la temperatura.

También puede haber interruptores para regular la apertura o el caudal de agua caliente, mientras que la caldera puede sustituirse por paneles solares. Este sistema de calefacción también tiene una variante eléctrica, que cuenta con cables de unos pocos milímetros que se calientan con electricidad.

ventajas y costes de la calefacción por suelo radiante

La calefacción por suelo radiante tiene muchas ventajas sobre otros sistemas. En primer lugar, la calefacción por paneles radiantes permite reducir los costes y disminuir el impacto medioambiental, especialmente si se utilizan paneles solares.

Aunque la reducción del coste no se encuentra en los gastos iniciales, es decir, los de la compra de componentes, esta se hace más evidente durante el uso del sistema: el coste de las facturas será ciertamente menor gracias al ahorro de energía. Además, durante el periodo estival, este sistema de calefacción puede utilizarse para enfriar la casa introduciendo agua fría en la caldera.

El calor se distribuye uniformemente por la habitación y al no mover el aire se evita el movimiento del polvo, por lo que para los alérgicos a los ácaros es sin duda una solución a tener en cuenta. También hay un inconveniente: no se pueden utilizar alfombras, algo que deberían hacer los alérgicos a los ácaros.

La calefacción por suelo radiante también requiere menos mantenimiento, gracias a su resistencia y a la calidad de sus componentes.

Por último, hay que señalar el coste de la realización de un sistema de calefacción por suelo radiante y de su instalación. Los costes se calculan por metro cuadrado. El sistema tiene un coste que oscila aproximadamente entre 40 y 120 euros por metro cuadrado, mientras que la instalación suele oscilar entre 10 y 60 euros por metro cuadrado. Obviamente son precios muy variables dependiendo de la ciudad, la zona y también de la necesidad de cualquier otro trabajo en su casa.

Por tanto, las ventajas del suelo radiante son:

  • Medio ambiente: El sistema radiante también puede funcionar con paneles solares u otros sistemas, lo que da la posibilidad de utilizar este sistema también con energía renovable.
  • Económico: Aunque el coste inicial pueda parecer más elevado que el de los sistemas de calefacción normales, hay que pensar en la ventaja económica que tendrá durante el año. El gasto se amortiza rápidamente, ahorrando alrededor de un 25% al año, llegando a ahorrar hasta un 35% de los costes totales del periodo invernal a lo largo del tiempo.
  • Disminuye los ácaros, el moho y el polvo: a diferencia de los radiadores normales, que suelen producir polvo perjudicial, la calefacción por suelo radiante permite eliminar las partículas nocivas que acechan en el aire.
  • Difusión del calor: gracias a este sistema de calefacción, el calor se reparte mejor y de forma uniforme por todo el entorno.

Con estas premisas, se puede decir que la instalación de un sistema de calefacción por suelo radiante es más conveniente y de futuro que la instalación de otros sistemas clásicos. Esto se debe a que los costes son bastante asequibles y, a la larga, también convenientes: tendrás un sistema muy duradero y que es capaz de calentar bien tu casa incluso en los días más fríos.

Por tal razón en Magallón contamos con personal profesional en el área para que te asesore en función de tus necesidades y presupuesto. Llámanos e infórmate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba